Se puede comer atun en lata en el embarazo

cómo cocinar un filete de atún durante el embarazo

El atún también puede contener contaminantes ambientales como dioxinas y bifenilos policlorados (PCB). Cuando se consumen durante un largo periodo de tiempo, estos contaminantes pueden acumularse en tu cuerpo y pueden interferir en el desarrollo de tu bebé. Cinco consejos para un embarazo saludable Descubra cinco grandes consejos que quizá no conozca sobre cómo mantenerse saludable durante el embarazoMás vídeos sobre el embarazo Es importante distinguir entre el atún fresco y el atún en conserva. Aunque ambos están bien para comer dentro de los límites recomendados, el atún fresco es mucho mejor para ti y para tu bebé. El atún fresco es un pescado azul que tiene grandes beneficios nutricionales si se mantiene dentro de las pautas mencionadas.
El atún en conserva sigue siendo bueno con moderación, pero tiene menos ácidos grasos omega-3 que el atún fresco debido al proceso de enlatado. Si te decides por el atún enlatado, busca uno sin sal añadida, que será mejor para ti. También puedes enjuagar el atún durante unos minutos para reducir aún más el contenido de sal.
Al igual que el atún, otros pescados grasos pueden contener los mismos contaminantes ambientales. Se recomienda no comer más de dos raciones de cualquier tipo de pescado azul a la semana durante el embarazo. Por tanto, si has comido salmón, sardinas, caballa, trucha, sardinas, anchoas, cebada o arenques, deberás limitar aún más la cantidad de atún que consumes esa semana.

¿debo cocinar el atún en conserva durante el embarazo?

Los expertos coinciden en que el pescado puede contribuir a una dieta saludable durante el embarazo (Comité Científico Asesor en Nutrición del Reino Unido, 2005; Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, 2005; OIM, 2007; Kris-Etherton et al, 2007). Los beneficios de comer pescado son mayores que los de no comerlo, cuando las mujeres embarazadasFootnote 2 eligen los tipos y las cantidades recomendadas (OIM, 2007).
Las mujeres que comen pescado durante el embarazo aportan al feto en crecimiento importantes nutrientes. El pescado es una opción única dentro del grupo de alimentos de la carne y sus alternativas debido a su perfil de grasas; en comparación con otras opciones, el pescado suele tener un menor contenido de grasas saturadas y un mayor contenido de los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga omega-3, el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA). El pescado también contiene proteínas de alta calidad y otros nutrientes esenciales: vitaminas (como la vitamina D y la colina) y minerales (como el selenio, el yodo, el hierro, el zinc y el cobre). (Véase la tabla 1.)
Varios estudios observacionales han mostrado una asociación positiva entre una ingesta de pescado superior a la que suelen consumir las mujeres norteamericanas y pequeños aumentos de la longitud gestacional (Olsen et al, 2006; Guldner et al, 2007; OIM, 2007; Haugen et al, 2008), así como una asociación entre una mayor ingesta de pescado y mayores índices de neurodesarrollo infantil (Hibbeln et al, 2007; OIM, 2007; Oken et al, 2008). Sin embargo, una mayor ingesta de pescado puede aumentar la exposición de la mujer a los contaminantes. Los tipos y las cantidades de contaminantes difieren entre los tipos de pescado y otros mariscos que se consumen; la exposición a algunos contaminantes puede tener efectos negativos en los resultados del bebé (Oken et al, 2005; Guldner et al 2007; Halldorsson et al, 2007). Por lo tanto, se debe aconsejar a las mujeres que consuman pescado durante el embarazo y que elijan aquellos pescados que se sabe que tienen niveles más bajos de contaminantes (ver las siguientes secciones).

atún durante el embarazo 2020

Los consejos incluyen una tabla que facilita más que nunca la elección de docenas de opciones saludables y seguras e incluye información sobre el valor nutricional del pescado. Un conjunto de preguntas y respuestas frecuentes (más abajo) ofrece más información sobre cómo utilizar la tabla y consejos adicionales para comer pescado.
El pescado es una fuente de proteínas de alta calidad, y el pescado con menos mercurio es una buena opción para todos. Este consejo está dirigido específicamente a las mujeres que están o podrían estar embarazadas, a las madres lactantes y a los niños mayores de 2 años, pero todo el mundo puede seguir este consejo.
Hay diferentes tipos (o especies) de atún, como el atún blanco, el patudo y el rabil. Algunos tipos de atún que son más grandes o viven más tiempo tienden a tener niveles más altos de mercurio, y por eso están en categorías diferentes. Así, el atún claro en conserva está en la categoría de «Mejores Opciones». El atún blanco y el rabil están en la categoría de «Buenas Opciones», y el patudo en la de «Opciones a Evitar». Además, los peces de la misma especie que se capturan en diferentes lugares geográficos pueden variar en su contenido de mercurio. Por ejemplo, el blanquillo está en dos categorías porque el blanquillo del Golfo de México tiene niveles de mercurio más altos que los del Océano Atlántico.

embarazo de atún en lata australia

Embarazo y pescado: ¿Qué es seguro comer? Si no estás segura de si es seguro comer marisco durante tu embarazo, no estás sola. Conozca las pautas para el embarazo y el pescado.Por el personal de Mayo Clinic
El marisco, que incluye el pescado y el marisco, puede ser una gran fuente de proteínas, hierro y zinc, nutrientes cruciales para el crecimiento y el desarrollo del bebé. Los ácidos grasos omega-3 de muchos pescados, incluido el ácido docosahexaenoico (DHA), también pueden favorecer el desarrollo cerebral del bebé.
Sin embargo, algunos tipos de mariscos -sobre todo los grandes peces depredadores, como el tiburón, el pez espada, la caballa real y el blanquillo- pueden contener altos niveles de mercurio. Aunque el mercurio del marisco no es preocupante para la mayoría de los adultos, hay que tomar precauciones especiales si estás embarazada o planeas estarlo. Si comes regularmente pescado con alto contenido de mercurio, esta sustancia puede acumularse en tu torrente sanguíneo con el tiempo. Un exceso de mercurio en el torrente sanguíneo podría dañar el cerebro y el sistema nervioso en desarrollo de su bebé.
La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), la Agencia de Protección Ambiental (EPA) y las Guías Alimentarias para los Estadounidenses 2015-2020 recomiendan que las mujeres embarazadas coman por lo menos 8 onzas y hasta 12 onzas (340 gramos) de una variedad de mariscos bajos en mercurio a la semana. Eso equivale a unas dos o tres raciones.

Comments are closed

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad