Atun en el embarazo

cómo cocinar un filete de atún durante el embarazo

Comer atún -ya sea en lata o fresco, en sándwich o en platos preparados- es perfectamente seguro tanto si estás embarazada como si estás intentando quedarte embarazada. Sin embargo, hay que vigilar la cantidad que se consume, ya que puede contener altos niveles de mercurio.
La doctora Rana Conway, nutricionista, aconseja: «Aunque no deberías comer demasiado atún durante el embarazo, es un alimento excelente para incluirlo en tu dieta. Así que puedes tomarlo en sándwiches, ensalada o pasta una o dos veces por semana sin preocuparte en absoluto. Es bajo en grasa y rico en selenio, lo que puede ayudar a reducir las posibilidades de que tu bebé desarrolle alergias».
El consejo actual del NHS también señala que el pescado puede ser una opción muy saludable durante el embarazo y la lactancia. Afirma que «el pescado es bueno para ti y para tu bebé porque es una buena fuente de muchas vitaminas y minerales, así como de ácidos grasos esenciales omega 3».
«Me he dado cuenta de que he comido demasiado atún esta semana, me he comido dos filetes de atún (pensé que estaba bien y luego recordé que también me había comido un sándwich de atún a principios de semana). Ahora estoy leyendo sobre el envenenamiento por mercurio y estoy muy asustada». Gsmummy55

alimentos que hay que evitar durante el embarazo

Los consejos incluyen una tabla que facilita más que nunca la elección de docenas de opciones saludables y seguras e incluye información sobre el valor nutricional del pescado. Un conjunto de preguntas y respuestas frecuentes (más abajo) ofrece más información sobre cómo utilizar la tabla y consejos adicionales para comer pescado.
El pescado es una fuente de proteínas de alta calidad, y el pescado con menos mercurio es una buena opción para todos. Este consejo está dirigido específicamente a las mujeres que están o podrían estar embarazadas, a las madres lactantes y a los niños mayores de 2 años, pero todo el mundo puede seguir este consejo.
Hay diferentes tipos (o especies) de atún, como el atún blanco, el patudo y el rabil. Algunos tipos de atún que son más grandes o viven más tiempo tienden a tener niveles más altos de mercurio, y por eso están en categorías diferentes. Así, el atún claro en conserva está en la categoría de «Mejores Opciones». El atún blanco y el rabil están en la categoría de «Buenas Opciones», y el patudo en la de «Opciones a Evitar». Además, los peces de la misma especie que se capturan en diferentes lugares geográficos pueden variar en su contenido de mercurio. Por ejemplo, el blanquillo está en dos categorías porque el blanquillo del Golfo de México tiene niveles de mercurio más altos que los del Océano Atlántico.

atún durante el embarazo 2020

Aunque se aconseja a las mujeres embarazadas que eviten comer mucho pescado con alto contenido en mercurio, se considera que el atún australiano y el atún capturado en aguas de Australia tienen un bajo contenido en mercurio. El atún en conserva suele tener niveles aún más bajos de mercurio porque se elabora a partir de peces más jóvenes y pequeños.
Pescados como el tiburón (en escamas), el marlín, el pez espada (en lata), el reloj anaranjado (perca de alta mar) y el pez gato pueden contener niveles más altos de mercurio. Por ello, debes limitar su consumo. Aunque el mercurio de estos pescados no te perjudica a ti, puede dañar el sistema nervioso en desarrollo de tu bebé.
Es importante distinguir entre el atún fresco y el enlatado. Aunque ambos son aptos para el consumo, el atún fresco y cocinado es mucho mejor para ti y para tu bebé. Está repleto de proteínas, vitaminas y minerales. También es una buena fuente de ácidos grasos esenciales omega-3, que son importantes para el desarrollo del cerebro del bebé.
El atún en lata sigue siendo bueno para ti, pero tiene menos ácidos grasos omega-3 que el atún fresco debido al proceso de enlatado. Si te decides por el atún en lata, busca uno envasado en agua, porque así se conservan más los omega-3. Y trata de elegir uno sin sal añadida. También puedes enjuagar el atún durante unos minutos para reducir aún más el contenido de sodio.

¿debo cocinar el atún en lata durante el embarazo?

Es bueno comer suficiente pescado, especialmente durante el embarazo o la lactancia. El pescado es una valiosa fuente de proteínas, minerales, vitamina B12 y yodo. Tiene un bajo contenido en grasas saturadas y contiene ácidos grasos omega-3, que son importantes para el desarrollo del sistema nervioso central de los bebés antes y después del nacimiento.
La mayoría de los pescados de Australia tienen un bajo contenido de mercurio, pero algunos son más altos y un exceso de mercurio puede dañar el sistema nervioso en desarrollo. Lo mejor es conocer los niveles de mercurio de los distintos tipos de pescado y la frecuencia con la que se debe comer cada tipo.
El marisco refrigerado y listo para consumir, como el sushi crudo, el sashimi y las ostras, o las gambas precocinadas y el salmón ahumado, pueden ser un riesgo para las mujeres embarazadas debido a la listeria. Nuestras directrices tienen más información sobre la listeria y lo que debe evitarse durante el embarazo.
El mercurio se encuentra de forma natural en el medio ambiente y se acumula en la cadena alimentaria acuática, incluido el pescado, en forma de metil-mercurio. Todos los peces contienen algo de metilmercurio, pero la mayoría de los peces de las aguas australianas tienen niveles muy bajos de mercurio.

Comments are closed

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad