Como reventar una ampolla

¿debo reventar una ampolla en el pie?

Las ampollas son burbujas de líquido que aparecen en la piel. Aunque estas llagas llenas de líquido pueden resultar tentadoras, los dermatólogos suelen desaconsejarlas. Sin embargo, hay algunos casos especiales en los que reventar una ampolla está justificado.  A continuación se indican los casos en los que está bien reventar una ampolla y cómo hacerlo de forma segura para evitar una infección.

Los dermatólogos están de acuerdo en que, por lo general, hay que evitar reventar las ampollas. Las ampollas están ahí por una razón: para proteger la piel. Así que es mejor dejar que se resuelvan por sí solas.  De hecho, la mayoría de las veces, reventar una ampolla sólo aumenta el riesgo de infección. Si realmente tienes que reventar una ampolla, asegúrate de seguir los consejos guiados para reventarla de la forma más segura posible.

Cómo se forman las ampollas

Estas burbujas cutáneas llenas de líquido pueden formarse hipotéticamente en cualquier parte del cuerpo, pero tienden a formarse en lugares con un estrato córneo grueso (la capa más externa de la piel) como las palmas de las manos o las plantas de los pies. Son el resultado de un objeto (como una bota o el mango de una pala) que ejerce una fuerza sobre la capa externa de la piel, haciendo que ésta se separe de las capas internas.

El espacio creado por esta división de la piel se llena de líquido debido a la presión hidrostática. El líquido suele ser transparente y similar al plasma sanguíneo (aunque contiene menos proteínas), pero si la fisura de la piel atraviesa varias capas, la ampolla puede llenarse de sangre.

La piel húmeda es más propensa a generar ampollas que la piel húmeda o seca, gracias a las fuerzas de fricción. Cuando la piel está húmeda, el agua puede actuar como agente lubricante entre un objeto y la piel. Del mismo modo, cuando la piel está seca, el roce repetido contra la piel seca provoca la exfoliación y la acumulación de una fina capa de células cutáneas muertas que sirven de lubricante. Pero cuando la piel está húmeda, las células muertas se adhieren a la piel y no pueden actuar como lubricantes.

Cómo reventar una ampolla en el pie

Trabajé en el puesto de socorro durante la noche en la Umstead 100, ayudando a la gente con ampollas. Aquí podéis verme curando a mi amigo Charles de camino a su primera llegada a las 100 millas. (Gracias a Laura por la foto).

¿Cuándo y cómo se debe reventar una ampolla? ¿Y cómo se puede acelerar la curación? La única razón para reventar una ampolla es evitar que se extienda, de lo contrario, déjala en paz. Naturalmente, es mejor prevenir la ampolla desde el principio.

La única razón para reventar una ampolla es cuando la presión hará que se extienda; si la ampolla no se va a extender debido a la presión, déjala en paz. Una herida se cura más rápido en un entorno húmedo que cuando se seca[1]. Asimismo, reventar una ampolla es una mala idea, ya que una ampolla sanará más rápido y mejor si se deja intacta. La idea de «secar» una herida es anticuada y errónea. Secar una herida o reventar una ampolla también puede aumentar el tejido cicatricial que queda. El líquido dentro de una ampolla crea un buen entorno de curación, mucho mejor que cualquier apósito. El mayor problema de reventar una ampolla es que introduce la posibilidad de infección. Para empeorar las cosas, una ampolla reventada puede volver a llenarse de líquido, que es lo peor de ambos mundos. Por lo general, reventar una ampolla también hace que la situación sea más dolorosa, así que no la reviente para reducir las molestias. El líquido actúa como un cojín para proteger la carne viva bajo la ampolla, por lo que, una vez reventada la ampolla, las dos superficies se rozarán.

¿debe reventar una ampolla de sangre en el dedo?

Por muy tentador que sea reventar esa ampolla, deberías sopesar primero los riesgos y los beneficios. Si tu objetivo es deshacerte de ella, normalmente será mejor que la dejes en paz. Sin embargo, hay algunos casos en los que reventar esa burbuja puede ser una opción razonable. Por suerte, hemos recopilado todo lo que necesitas saber sobre esa molesta ampolla para que puedas determinar si reventarla es el movimiento correcto para ti.

El contenido de este artículo no pretende sustituir el asesoramiento, el examen, el diagnóstico o el tratamiento médico profesional. Siempre debe ponerse en contacto con su médico u otro profesional sanitario cualificado antes de iniciar, cambiar o interrumpir cualquier tipo de tratamiento sanitario.

Resumen del artículoPara reventar una ampolla, comience por lavarse bien las manos y la zona ampollada con agua tibia y jabón. También puedes desinfectar la zona echando alcohol o un antiséptico sobre ella. Lo mejor es utilizar una aguja estéril ya empaquetada para este trabajo, pero puedes utilizar una aguja de coser de casa siempre que la mojes antes con alcohol de quemar. Utiliza la aguja estéril para pinchar la ampolla en 2 o 3 puntos cerca de la parte inferior de cada lado. A continuación, deja que la ampolla drene de forma natural o presiona suavemente hacia abajo para empujar el líquido a través de los orificios. Termina lavando la zona de nuevo con agua y jabón y cubriéndola con un vendaje. Si quieres saber cómo reconocer los síntomas de una ampolla infectada, sigue leyendo.

Comments are closed

Entradas recientes
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad