Sacar mocos recien nacido

los mocos del recién nacido

Un rito común de paso a la paternidad es limpiar la nariz del bebé por primera vez. Puede dar miedo y a menudo hay que llorar. Pero no te preocupes, será más fácil. Con suerte, estos remedios caseros naturales pueden ayudar a que la experiencia sea un poco menos estresante y te ayuden a limpiar la nariz de tu bebé como un profesional.
Aparte de los signos evidentes de un resfriado o una infección, si tu bebé resopla, tiene una respiración ruidosa, le cuesta alimentarse o está muy irritable, podría deberse a que tiene la nariz tapada. Otra señal de que tu bebé está congestionado es que respira por la boca.
Si tu bebé está realmente congestionado y tiene problemas para respirar, puede ser un poco preocupante, sobre todo a la hora de dormir y comer. Aquí tienes algunas formas naturales de ayudar a despejar la nariz de tu bebé, para que ambos se sientan aliviados.
Intenta inclinar la cabeza de tu bebé hacia atrás y rociar o exprimir un par de gotas dentro de la nariz. A continuación, hazle pasar un rato boca abajo o ponle de lado para que drene la mucosidad. Ten a mano un pañuelo suave para limpiarle la nariz.

->   El acido folico ayuda a quedarte embarazada

cómo sacar los mocos de la nariz del bebé sin jeringuilla

La aspiración de los mocos de la nariz del bebé facilita su respiración y su alimentación. Succiona a tu bebé antes de alimentarlo. Limpiar la nariz del bebé antes de alimentarlo le ayudará a chupar y comer más fácilmente.
Succiona a tu bebé antes de alimentarlo. Al limpiar la nariz del bebé antes de alimentarlo, podrá succionar y comer más fácilmente. (Si succionas después de que el bebé se haya alimentado, la combinación de solución salina y succión puede provocar vómitos).
Lava el frasco, el cuentagotas y la pera jeringa con agua tibia y jabón después de cada uso. Apriete la pera varias veces en el agua jabonosa para limpiar la mucosidad, agitándola dentro de la pera antes de exprimirla. Aclarar con agua limpia repitiendo el mismo proceso varias veces.
Precaución: Recuerde utilizar gotas de suero fisiológico y realizar la aspiración antes de la alimentación. La combinación de suero salino y succión puede provocar vómitos. La succión también facilitará la respiración del niño durante la alimentación.

->   Medicamentos para los vomitos

aspirador nasal

Cuando tienes un bebé, hay muchos sonidos que no te cansas de escuchar, como esos adorables chillidos, arrullos y gruñidos. Pero si tu bebé tiene la nariz tapada y parece que le cuesta respirar, hasta el padre más experimentado puede preocuparse.
Una forma de añadir humedad es con un humidificador. Coloca un humidificador de vapor frío en la habitación del bebé, cerca de la cuna, pero fuera de su alcance. Límpialo y sécalo regularmente para evitar que crezcan bacterias o moho en su interior.
«A veces es difícil saber si un recién nacido está enfermo», dice el Dr. Danan. «Un simple resfriado puede convertirse en algo más grave, como un crup o una neumonía. Si a tu bebé le cuesta respirar o parece respirar rápidamente, ponte en contacto con tu pediatra de inmediato.»

->   Dureza en los pies

Sacar mocos recien nacido en línea

H

Comments are closed

Entradas recientes
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad