Unión de comunidades islámicas de españa

Mezquitas en español

Ángel García, fundador y presidente de la ONG «Mensajeros de la Paz»; y Juan José Toribio, director del Instituto Superior de Estudios de la Empresa (IESE) en Madrid y anteriormente director ejecutivo del Fondo Monetario Internacional en Washington.
de la ONG «Mensajeros de la Paz»; y Juan José Toribio, director del Instituto Superior de Estudios de la Empresa (IESE) en Madrid y anteriormente director ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (Washington).
El Gobierno de Somalia, ayudado por la comunidad internacional y la Unión Africana, debe derribar inmediatamente los diabólicos tribunales islámicos y los que apoyan o propagan su práctica en el país. europarl.europa.eu
El Gobierno de Somalia, ayudado por la comunidad internacional y la Unión Africana, tiene que abolir de inmediato los diabólicos tribunales islámicos y aquellos que respalden o difundan su práctica en el país. europarl.europa.eu
En total, el Gobierno valón reconoció 43 comunidades islámicas el 22 de junio de 2007, la Región de Bruselas-Capital reconoció cinco el 13 de diciembre de 2007, y la Región Flamenca había reconocido siete a 1 de junio de 2008. daccess-ods.un.org

Población árabe en españa

La Unión de Comunidades Islámicas de España es una organización religiosa con sede en Madrid, que está vinculada a los Hermanos Musulmanes. Cuenta con el apoyo de las comunidades religiosas islámicas españolas. La UCIDE está inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia español y es cofundadora de la Comisión Islámica de España, representante del Estado español, y del Consejo Musulmán de Cooperación en Europa, órgano representativo de la Unión Europea. El presidente elegido es Sir Riaj Tatary, que forma parte de la Comisión Asesora de Libertad Religiosa. En 2019, fue acusado por los medios de comunicación españoles de tener vínculos con financiadores de Al-Qaeda.

Mezquitas en madrid

Es cofundador de la Comisión Islámica de España (CIE), representante en el Estado español, y del Consejo Musulmán de Cooperación en Europa (CMCE), órgano de representación en la Unión Europea. Tras el fallecimiento de Riaj Tatary, el presidente elegido es el Dr. Aiman Adlbi, que forma parte de la Comisión Consultiva de Libertad Religiosa[5].
En la década de 1960, grupos de estudiantes universitarios musulmanes crearon asociaciones estudiantiles y centros culturales, evolucionando hacia la «Unión de Estudiantes Musulmanes de España». En 1967, España promulgó la primera ley que permitía a los musulmanes organizarse con fines religiosos, convirtiéndose en 1968 en la «Asociación Musulmana de España» de ámbito nacional, con sede central en Madrid. Se registró en 1971. Contribuyeron activamente a la elaboración de la Constitución española de 1978 y de la Ley Orgánica de Libertad Religiosa de 1980. Ese mismo año surgió la Unión de Comunidades Islámicas de España, con registro en 1991[6].
En 1989 se desarrolló la «declaración de notorio arraigo» del Islam en España, previa a la negociación y firma del «Acuerdo de Cooperación» entre el Estado español y la «Comisión Islámica de España», que se constituyó al efecto con otra federación en 1992[7].

Mezquita chiíta en españa

Unos 25 millones de musulmanes viven en los 28 Estados miembros de la Unión Europea. La gran mayoría de estos musulmanes vinieron en busca de trabajo y se les necesitaba, ya que trabajaban en sectores habitualmente calificados como «difíciles, sucios y peligrosos». En los años 80, empezaron a ser percibidos no como inmigrantes de Marruecos, Pakistán o Turquía, sino como «musulmanes», amenazando finalmente el tejido social de las sociedades europeas. Los atentados terroristas perpetrados por pequeños grupos de fanáticos islamistas y la radicalización de «miles» de europeos nativos musulmanes echaron más leña al fuego del creciente sentimiento antimusulmán en Europa. A menos que haya un esfuerzo simultáneo por parte de los inmigrantes para integrarse mejor en las sociedades europeas y por parte de las sociedades europeas para mostrar apertura, las tensiones pueden llegar a ser preocupantes.
La presencia de unos 25 millones de musulmanes en los 28 países de la Unión Europea está suscitando actualmente debate, controversia, miedo e incluso odio. Nunca antes habíamos asistido a un clima de recelo mutuo entre los musulmanes y las sociedades europeas mayoritarias. Las encuestas de opinión pública en Europa muestran un creciente temor y oposición a los musulmanes europeos, que son percibidos como una amenaza para la identidad nacional, la seguridad interior y el tejido social. Los musulmanes, por su parte, están convencidos de que la mayoría de los europeos rechazan su presencia y vilipendian y caricaturizan su religión.

Comments are closed

Entradas recientes
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad