La cruz de los caidos

el valle de los caídos en español

El monumento, considerado un hito de la arquitectura española del siglo XX, fue diseñado por Pedro Muguruza y Diego Méndez a escala para igualar, según Franco, «la grandeza de los monumentos de antaño, que desafían el tiempo y la memoria». Junto con la Universidad Laboral de Gijón, es el ejemplo más destacado del original estilo neoherreriano español, que pretendía formar parte de un renacimiento de la arquitectura de Juan de Herrera, ejemplificado en la cercana residencia real de El Escorial. Esta arquitectura singularmente española se utilizó ampliamente en los edificios públicos de la España de posguerra y tiene sus raíces en el clasicismo fascista internacional, ejemplificado por Albert Speer o la Esposizione Universale Roma de Mussolini.
El recinto del monumento abarca más de 13,6 km2 de bosque mediterráneo y peñascos de granito en la Sierra de Guadarrama, a más de 910 m sobre el nivel del mar, e incluye una basílica, una abadía benedictina, una casa de huéspedes, el Valle y los Juanelos, cuatro monolitos cilíndricos que datan del siglo XVI. El elemento más destacado del monumento es la imponente cruz cristiana de 150 metros de altura, la más alta del mundo, erigida sobre un afloramiento de granito a 150 metros sobre la explanada de la basílica y visible desde más de 32 km. Las obras se iniciaron en 1940 y tardaron más de dieciocho años en completarse; el monumento se inauguró oficialmente el 1 de abril de 1959. Según el libro oficial, el coste de la construcción ascendió a 1.159 millones de pesetas, financiados mediante sorteos de lotería nacional y donaciones. Algunos de los trabajadores eran presos que cambiaron su trabajo por una reducción de la condena.

->   El tiempo en aranjuez meteosat

wikipedia

El monumento, considerado un hito de la arquitectura española del siglo XX, fue diseñado por Pedro Muguruza y Diego Méndez a escala para igualar, según Franco, «la grandeza de los monumentos de antaño, que desafían el tiempo y la memoria». Junto con la Universidad Laboral de Gijón, es el ejemplo más destacado del original estilo neoherreriano español, que pretendía formar parte de un renacimiento de la arquitectura de Juan de Herrera, ejemplificado en la cercana residencia real de El Escorial. Esta arquitectura singularmente española se utilizó ampliamente en los edificios públicos de la España de posguerra y tiene sus raíces en el clasicismo fascista internacional, ejemplificado por Albert Speer o la Esposizione Universale Roma de Mussolini.
El recinto del monumento abarca más de 13,6 km2 de bosque mediterráneo y peñascos de granito en la Sierra de Guadarrama, a más de 910 m sobre el nivel del mar, e incluye una basílica, una abadía benedictina, una casa de huéspedes, el Valle y los Juanelos, cuatro monolitos cilíndricos que datan del siglo XVI. El elemento más destacado del monumento es la imponente cruz cristiana de 150 metros de altura, la más alta del mundo, erigida sobre un afloramiento de granito a 150 metros sobre la explanada de la basílica y visible desde más de 32 km. Las obras se iniciaron en 1940 y tardaron más de dieciocho años en completarse; el monumento se inauguró oficialmente el 1 de abril de 1959. Según el libro oficial, el coste de la construcción ascendió a 1.159 millones de pesetas, financiados mediante sorteos de lotería nacional y donaciones. Algunos de los trabajadores eran presos que cambiaron su trabajo por una reducción de la condena.

->   Nuevos ministerios linea 6

franco

Un cielo cobalto resplandece detrás de una cruz en lo alto de una colina en el paisaje boscoso de la Sierra de Guadarrama, al noroeste de Madrid. Hecha de granito de la zona, la cruz tiene casi 150 metros de altura y una envergadura de 46 metros.
Se ve cuando se mira hacia abajo cuando el avión se acerca a Madrid; se ve cuando se conduce desde la ciudad hasta San Lorenzo de El Escorial o Segovia. Lo que no se ve hasta que se está mucho más cerca, cuando se está en una amplia explanada, es que hay algo debajo: una enorme basílica metida en la ladera.
Aunque la ubicación es espectacular, este es uno de los lugares más siniestros en los que he estado. El Valle de los Caídos se empezó a construir en la década de 1940 por orden del general Franco, supuestamente para conmemorar a los muertos en la Guerra Civil española (1936-1939).
Una vez terminada la guerra, los prisioneros republicanos, muchos de los cuales murieron en el proceso, fueron reclutados para excavar el sitio en la ladera rocosa de la montaña. Terminada casi dos décadas después, en 1958, la basílica contiene una enorme cripta que alberga las tumbas del general Franco y de José Antonio Primo de Rivera, fundador del partido falangista de extrema derecha.

->   Comunidad de madrid interinos

historia del valle de los caídos

El Valle de los Caídos, el mausoleo en las afueras de Madrid que albergó los restos del dictador español Francisco Franco. En 2019, el cuerpo fue trasladado a un cementerio privado. Fotografía: Sergio Pérez/Reuters
El 19 de enero, en la localidad sureña de Aguilar de la Frontera, un obrero con una sierra eléctrica cortó la base de una alta cruz de piedra frente a un convento. Una vez aserrada, la cruz fue desmontada y llevada en un camión.
Se trata de una de las docenas de estatuas, monumentos y nombres de calles que han sido retirados de la vista pública en España en los últimos años como parte de un esfuerzo por purgar el país de los símbolos de la dictadura de Francisco Franco.
La cruz de Aguilar de la Frontera se erigió originalmente como homenaje a las tropas que murieron luchando bajo las órdenes de Franco, quien dirigió una insurrección contra el gobierno republicano de izquierdas, desencadenando la guerra civil de 1936-39. El general salió victorioso de ese conflicto antes de liderar una dictadura durante las siguientes cuatro décadas.

Comments are closed

Entradas recientes
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad