Decide madrid presupuestos participativos

Democracia digital

Decide Madrid (DM) es la primera plataforma de e-participación que permite a los ciudadanos, asociaciones, ONGs y empresas involucrarse en el ciclo político del municipio de Madrid. DM se puso en marcha en 2015 y permite a los ciudadanos hacer propuestas, votar en consultas ciudadanas, proponer proyectos de presupuestos participativos, decidir sobre normativas municipales y abrir debates para intercambiar opiniones con otros. DM recibió el Premio al Servicio Público de Naciones Unidas 2018 en la Categoría «Hacer que las instituciones sean inclusivas y garantizar la participación en la toma de decisiones». El propietario formal de la plataforma y del software utilizado («Cónsul», software de código abierto) es el Ayuntamiento de Madrid. La Dirección General de Participación Ciudadana del Ayuntamiento se encarga de la gestión diaria.
DM es la plataforma de e-participación del ayuntamiento que tiene como objetivo fomentar la participación de los ciudadanos en la gestión de la ciudad, implicándolos en la generación de ideas y propuestas innovadoras y viables para mejorar su calidad de vida. La participación ciudadana en Madrid está regulada por el Reglamento Orgánico de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Madrid aprobado el 31 de mayo de 2004. Las directrices y procedimientos que sustentan el funcionamiento de esta plataforma han sido aprobados por diferentes acuerdos del ayuntamiento desde octubre de 2015. La DM permite a los ciudadanos participar en las diferentes etapas del ciclo político: establecimiento de la agenda, análisis y preparación de las políticas, formulación de las mismas y, en algunos casos, seguimiento de las mismas. La participación puede llevarse a cabo a través de cinco apartados (debates, propuestas, encuestas, procesos y presupuestos participativos). La iniciativa se circunscribe al municipio de Madrid, pero el software desarrollado, «Consul», se ha implantado o está en proceso de implantación en unas 100 instituciones de 33 países.

Software para la democracia

Conscientes de la complejidad del tema que debíamos abordar, comenzamos a reflexionar junto a ciudadanos y expertos públicos sobre los conceptos clave que definían los problemas relevantes: participación y tecnología.
La tecnología, definida como lenguaje, debe aportar soluciones no sólo para los contextos digitales sino también para los que implican una presencia física, y la participación ya no se interpreta como la oportunidad de interactuar sino como el compromiso de hacerlo y poder hacerlo a distintos niveles.
Ambos conceptos deben confluir para dar lugar a procesos más amplios que promuevan y faciliten la construcción de un tejido colaborativo en nuestras ciudades, con los «quiénes», los «porqués», los «cómos» y los «cómos» clarificados para cada etapa de cada ejercicio de participación.
De este modo, reflexionamos en el proyecto sobre la construcción de vínculos entre la participación generada en los espacios digitales y los ámbitos en los que se desea incidir. Desde nuestro punto de vista, es de vital importancia cuidar los tejidos sociales existentes, fortalecer las comunidades y aprovechar los conocimientos acumulados. Para ello, es necesario construir modelos en los que se habite el espacio digital, pero partiendo del espacio físico y no a la inversa.

Asamblea ciudadana de madrid

Los PP se pusieron en marcha por primera vez en 2017 gracias a Compromís, el partido que gobernaba entonces. Compromís es una coalición electoral pro-valenciana en la comunidad autónoma de Valencia, que defiende políticas progresistas y ecológicas pro-valencianas. Consulte https://alteaparticipa.es/about para obtener información sobre la participación en Altea:
«El Ayuntamiento de Altea cree en la regeneración democrática como uno de sus pilares fundamentales. Regeneración que supone dar voz a los ciudadanos y acercarlos al proceso de toma de decisiones. Una participación que pretende dar a los ciudadanos una mayor cuota de corresponsabilidad política para que puedan «cogobernar» su ayuntamiento, su pueblo.»
La presentación de propuestas podrá ser online (correo electrónico) o presencial. En septiembre de 2019 se inició una fase de propuestas de tres semanas para que los ciudadanos pudieran presentar sus propuestas de proyectos locales. El personal técnico de participación ciudadana se encargó de recopilar y responder a cada propuesta (creando así una mayor implicación y cercanía entre el ayuntamiento y los participantes). Una vez recogidas todas las propuestas, se anonimizaron y se entregaron al personal técnico para que hiciera su propia evaluación antes de la reunión oficial.

Democracia de código abierto

Cuestión a tratar: Falta de decisión directa de los ciudadanos en el uso del dinero público. Objetivo principal: Profundizar en los mecanismos de participación y transparencia de los presupuestos participativos. Breve descripción: Aumentar la parte del presupuesto que deciden directamente los ciudadanos. Ampliar los espacios de participación colectiva en el proceso y crear un espacio de seguimiento detallado de cada proyecto. Desafío de OGP: La participación ciudadana real al más alto nivel significa el establecimiento de mecanismos para que los ciudadanos participen directamente en las decisiones más importantes, a través de un proceso directo que vaya de abajo hacia arriba con el máximo control ciudadano posible y que sea abierto y vinculante. La definición del gasto presupuestario es una de las decisiones más importantes para la institución, y el mecanismo de presupuestos participativos, tal y como se está desarrollando en Madrid, reúne las características necesarias. Por lo tanto, profundizar en este mecanismo es una buena medida respecto al objetivo de OGP relacionado con la participación ciudadana. Ambición: Este compromiso refuerza el mecanismo de presupuestos participativos, mejorando los espacios de participación y la transparencia y aumentando el número de proyectos y su presupuesto. Se tomarán las medidas pertinentes para que los ciudadanos puedan decidir directamente la totalidad del presupuesto, a diferencia de la pequeña parte del presupuesto que se puede decidir ahora en cualquier ejemplo de los presupuestos participativos actualmente existentes.

Comments are closed

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad