Estacion espacial de madrid nasa

Nasa españa

El complejo de Madrid forma parte de una red mundial que cuenta con otros dos centros en Canberra (Australia) y en Goldstone (California, EE.UU.). La ubicación geográfica de éstos, separados unos 120 grados de longitud, ha sido elegida para permitir que los vehículos mantengan el contacto con una estación terrestre, independientemente del movimiento diario de la rotación de la Tierra.
La red se conoce internacionalmente como DSN, Deep Space Network, y está dirigida y gestionada por el JPL, Jet Propulsion Laboratory, en Pasadena, California. Actualmente constituye el mayor y más sensible sistema de telecomunicaciones para aplicaciones científicas del mundo.
El complejo australiano está situado a 40 km al suroeste de Canberra, cerca de la Reserva Natural de Tidbinbilla, de la que ha tomado el nombre; el complejo estadounidense, llamado Goldstone, está en el desierto de Mojave, a 70 km al noroeste de la ciudad de Barstow (California). El complejo español está a 65 km al oeste de Madrid, cerca de la localidad de Robledo de Chavela.

Wikipedia

El Complejo de Comunicaciones de Espacio Profundo de Madrid (MDSCC), en español y oficialmente Complejo de Comunicaciones de Espacio Profundo de Madrid, es una estación terrestre de satélite situada en Robledo de Chavela, España, y operada por el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA). Forma parte de la Red de Espacio Profundo del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA y, junto con sus dos estaciones hermanas en Goldstone (California) y Canberra (Australia), se utiliza para el seguimiento y la comunicación con las naves espaciales de la NASA, en particular las misiones interplanetarias.
El MDSCC forma parte de la Red de Espacio Profundo de la NASA, gestionada por el Laboratorio de Propulsión a Chorro[1]. La instalación contribuye a la misión de la Red de Espacio Profundo de proporcionar el enlace vital de comunicaciones bidireccional que rastrea y controla las naves espaciales interplanetarias y recibe las imágenes y la información científica que recogen. El complejo es uno de los tres complejos de la Red del Espacio Profundo de la NASA en el mundo, situados a una separación de aproximadamente 120° de longitud, de modo que una nave espacial siempre estará a la vista de al menos una estación; los otros son el Complejo de Comunicaciones del Espacio Profundo de Goldstone, situado en California, cerca de la ciudad de Barstow, y el Complejo de Comunicaciones del Espacio Profundo de Canberra, en Australia, que está cerca de la ciudad de Canberra.

Comentarios

En el MDSCC hay las siguientes seis estaciones: DSS-61 (34m de diámetro), DSS-63 (70m de diámetro), DSS-65 (34m de diámetro, antena de alta eficiencia), DSS-66 (26m de diámetro), DSS-54 y DSS-55 (ambas con 34m de diámetro, antena tipo periscopio).
Las estaciones se comunican con los vehículos espaciales a través de ondas de radio, que se utilizan para transportar mensajes en ambas direcciones. Las ondas de radio utilizadas para las comunicaciones espaciales pertenecen a la región de las microondas, cuya gama de frecuencias se sitúa entre los 30 y los 100.000 MHz, y su velocidad de propagación es la misma que la de la luz, 300.000 km/s.
Los mensajes recibidos pueden contener señales de televisión, datos de las mediciones realizadas por los instrumentos científicos a bordo del vehículo, como sensores de temperatura, radiación, campos magnéticos, etc… E información que permite conocer el funcionamiento de los instrumentos que controlan la navegación y la ingeniería del propio vehículo, como ordenadores, receptores, transmisores, antenas, sistemas de generación de energía, etc.
Las comunicaciones hacia y desde la Tierra deben atravesar una capa de la atmósfera, situada entre 113 y 400 km, que está formada por grandes concentraciones de iones y electrones libres; es lo que llamamos ionosfera. Esta capa actúa como pantalla y filtro de una gran parte del espectro electromagnético. Afortunadamente, tiene dos ventanas: una para las frecuencias del espectro visible y otra para las microondas.

Centro de visitantes de la nasa goldstone

El Complejo de Comunicaciones de Espacio Profundo de Madrid (MDSCC), en español y oficialmente Complejo de Comunicaciones de Espacio Profundo de Madrid, es una estación terrestre de satélite situada en Robledo de Chavela, España, y operada por el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA). Forma parte de la Red de Espacio Profundo del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA y, junto con sus dos estaciones hermanas en Goldstone (California) y Canberra (Australia), se utiliza para el seguimiento y la comunicación con las naves espaciales de la NASA, en particular las misiones interplanetarias.
El MDSCC forma parte de la Red de Espacio Profundo de la NASA, gestionada por el Laboratorio de Propulsión a Chorro[1]. La instalación contribuye a la misión de la Red de Espacio Profundo de proporcionar el enlace vital de comunicaciones bidireccional que rastrea y controla las naves espaciales interplanetarias y recibe las imágenes y la información científica que recogen. El complejo es uno de los tres complejos de la Red del Espacio Profundo de la NASA en el mundo, situados a una separación de aproximadamente 120° de longitud, de modo que una nave espacial siempre estará a la vista de al menos una estación; los otros son el Complejo de Comunicaciones del Espacio Profundo de Goldstone, situado en California, cerca de la ciudad de Barstow, y el Complejo de Comunicaciones del Espacio Profundo de Canberra, en Australia, que está cerca de la ciudad de Canberra.

Comments are closed

Entradas recientes
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad